Escritores independientes:¿son los nuevos valores del panorama literario?

En estos tiempos que corren en los que gente como yo se decide por autoeditarse ya que las editoriales tradicionales no apuestan por los escritores desconocidos sino por los ya consagrados o por “famosillos” que les resultan rentables,  puede que la gente, los lectores, tengan sus dudas de la calidad de nuestros escritos y opten por escritores publicados a la manera tradicional antes que por nosotros.

Os aseguro que hay escritores buenísimos que se autopublican. Incluso muchos autores ya consagrados lo hicieron en sus inicios. Sobre todo en Estados Unidos. Autoeditarse es ser emprendedor. Eres tú tu propia empresa. ¿Por qué a los emprendedores en general, a los autónomos vaya, se les tiene en mayor estima? ¿Y por qué a nosotros que nos dejamos el dinero, la ilusión, horas de sueño y trabajo en nuestro libro parece que no se nos tiene en cuenta?

Seguro que habrá algunos escritores que no tengan la calidad literaria necesaria pero seguro que hay muchos otros que escriben a las mil maravillas. De todos modos, ¿por qué una editorial debe darte el visto bueno para publicar?

Que te lo dé el lector que es el que te lee. El que te sigue si le has gustado. Creo que las nuevas editoriales de autoedición han venido para quedarse y nos dan la oportunidad a los escritores que no hemos tenido la suerte siquiera a lo mejor de ser leídos por una editorial tradicional( no olvidemos que reciben cientos de manuscritos al día y que la mayoría ni los leen)   de publicar nuestra obra. Nuestro producto, nuestro sueño. Son horas de trabajo escribiendo, corrigiendo, puliendo, documentándonos. Y tenemos mucha calidad. La calidad no es igual a ser publicado por una editorial tradicional. A muchos autores ya consagrados les rechazaron muchas veces los manuscritos y luego llegó una editorial que apostó por ellos y se “hicieron ricos” gracias a él.

La opinión de cada uno es muy subjetiva y lo que le gusta a una persona no le gusta a otra. Por eso considero que a los escritores independientes se nos debe dar una oportunidad de demostrar lo que valemos. Y que tenemos suficiente calidad para estar en el mercado.

Dejémonos de publicar lo que solo es rentable, hay libros que son infumables aunque los firme el famoso/a de turno. Como los hay muy buenos por supuesto en la industria editorial. Creo que en la variedad está el gusto y todos podemos poner nuestro granito de arena para que esta gran industria cultural que es la editorial en nuestro país siga creciendo porque es muy necesaria. Necesaria porque educa, cultiva, entretiene, acompaña. Un libro puede ser tu mejor amigo un fin de semana que no tienes plan en tu casa. Y te aporta un bagaje cultural y una experiencia que te transporta a otros mundos, a otros países.

El otro día en el telediario dieron un dato que me asombró. La mitad de los españoles no han comprado un libro en todo el año. ¿Increíble verdad?  Así la cultura se va a pique.

Apostemos por la literatura, por los libros, vengan de una editorial tradicional o de una de autoedición. Y demos una oportunidad a aquellos jóvenes y no tan jóvenes valores que probablemente se esconden tras la portada de ese libro que acabas de ver en tu librería más cercana o en internet. Compra libros. Pero no los descargues ilegalmente, respeta los derechos de autor. Seguro que te gusta cobrar a fin de mes por tu trabajo, ¿crees que a nosotros no?

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *