“Basil” de Wilkie Collins

Publicado en 1852 inicia una serie de novelas del autor llenas de misterio que sentaron las bases del relato detectivesco posterior. Basil es el hijo menor de un caballero inglés de inmensa fortuna que se enamora perdidamente de una muchacha a la que conoce casualmente en un ómnibus. Tras conocerla, accede a casarse con ella, con la insólita condición, impuesta por el padre de la chica, de no consumar el matrimonio hasta que pase un año. Así comienza la historia que nos conducirá a un universo lleno de secretos, mentiras, violencia y venganza.

La he retomado recientemente pues la tenía leída a medias y quería acabarla. Me ha gustado más de la mitad para el final que al principio. Los sucesos  que sobrevienen a raíz de acabar el año y cuando Basil va a hacer a Margaret, su esposa de facto consumando el matrimonio, te mantienen el interés hasta el final.

Quizás no es de las novelas de Collins más intrigantes pero inicia un ciclo de novelas por el que es sobradamente conocido tales como “La piedra lunar” o “La dama de blanco” con las que inició una carrera repleta de éxitos literarios. Es un autor que a mí me gusta mucho y  gran amigo de Charles Dickens. Su amistad fue clave para ambos ya que influyó enormemente en la carrera literaria de los dos  autores.

¡Os la recomiendo!  La edición que he leído es de Alba Minus. ¡Feliz lectura!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *