¿E-book o libro en papel? Segunda parte.

Hace tiempo escribí sobre las bondades del libro en papel del que yo siempre he sido fiel seguidora. Lo puedes llevar a cualquier sitio, tiene un olor especial, y seguramente el papel dure más que el dispositivo electrónico. Pero desde que en las navidades pasadas mi hermano me regalara un e-reader no he podido separarme de él y leo muchos e-books. Me regaló un Kindle de Amazon y tras descubrir el Kindle Unlimited no he podido dejar de bajarme libros previo pago de una cuota al mes. Así puedo bajarme aquellos libros que se pueden leer gratis y el sistema funciona como una biblioteca. Solo puedes temer almacenados 10 libros y cada vez que bajas uno nuevo en préstamo tienes que devolver otro que ya hayas leído. Me encanta el sistema. Además me ha pillado en una época en la que por un accidente en la calle me rompí la muñeca y era más fácil leer así que no tener que trasladarme a una librería o a una biblioteca física para conseguir libros.

Yo que era tan escéptica este sistema me tiene enamorada, lo cual no quiere decir que deje de leer en papel. Sigo haciéndolo por supuesto. En mi estantería aún tengo una cola de novelas que leer en papel que a ver si me hago el ánimo y me pongo a ello, libros que me compré el pasado año y que tengo pendientes. Ahora estoy leyendo dos libros a la vez uno en papel y otro en e-book.  A veces no puedo evitarlo y leo varios libros a la vez, sobre todo cuando no tienen una acción trepidante y entonces paso de uno a otro. Cuando no me da por dejarlos del todo. A mi edad ya no tengo ganas de perder el tiempo con una novela que no me guste demasiado, si a las 100 páginas me aburre lo dejo.

Solo quería comentaros que para aquellos que el papel sea lo más, os animo a probar el dispositivo electrónico porque tiene su aquel. Eso sí, hay ciertos libros que me gusta tener en papel como los clásicos del XIX que me compro de vez en cuando. Y si por mí fuera, y tuviera sitio donde meterlos yo me compraría casi todo en papel. Pero lo cierto es que el e-book te ahorra un montón de espacio y es mucho más ecológico. Ahora que está de moda reciclar (casi todo lo que me he comprado en papel eran libros de bolsillo y de papel reciclado), el e-reader es una forma de cuidar el medio ambiente.

Nada que solo quería comentaros que hasta lo más escépticos como yo con el dispositivo electrónico podemos caer en su embrujo y al final ser hechizados. Os animo a probarlo pero eso sí el papel tiene su encanto. Ir a una librería y tocar la cubierta de un libro y pasar sus páginas es una de las experiencias más adictivas que conozco. Reconozco que para mí los libros son mi vicio más confesable. ¡Feliz lectura!

 

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *