“Volverás a Alaska” de Kristin Hannah

Novela que me ha sorprendido gratamente. Una familia americana que tras la vuelta del marido de Vietnam se mudan de un lugar a otro hasta que finalmente el cabeza de familia que vuelve de la guerra con graves secuelas psicológicas( pesadillas, alcoholismo y violencia) decide marchar al territorio salvaje de Alaska en 1974 para rehacer allí su vida con su mujer y su hija. La novela está narrada desde el punto de vista de la hija, una adolescente de 13 años que está al principio aterrorizada de vivir en un lugar tan lejos de la civilización pero que encuentra en sus vecinos a una gran familia. Eso sí, el enemigo lo tiene en casa. Un padre que vuelve cambiado de la guerra y que se convierte para madre e hija en su peor pesadilla. La novela me ha tenido enganchada y sufriendo por madre e hija sin cesar. Es larga tiene 550 y pico páginas y me la he leído en tres días. Eso sí, después de leerla comprendes todavía mejor el calvario que viven las mujeres maltratadas. Es adictiva y aterradora a un tiempo. Cuando la terminé me alegré de acabarla porque me produjo hasta ansiedad. El miedo de madre e hija a un hombre al que quieren y que fue en otro tiempo un buen marido y padre se palpa a través de cada página y pasaba miedo por ellas. La recomiendo. Me ha sorprendido. Llevaba tiempo queriendo leer algo de esta autora y me ha dejado con ganas de leer más novelas de ella. Pero preparaos para pasar angustia si sois personas sensibles. ¿Feliz lectura? Esta vez pongo interrogantes porque el tema de la novela es duro y no creo que sea para hablar de felicidad. Pero es un libro que creo que hay que leer para sensibilizarnos con la pesadilla de la violencia de género. Muchas mujeres   en el mundo viven un auténtico calvario maltratadas por sus parejas.  Espero que los  políticos y la justicia se tomen más en serio este tema porque desde 2003 en España han muerto 944 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Sí, 944. Casi el mismo número de muertos que dejó el terrorismo etarra en nuestro país. Porque lo creáis o no, el maltrato, la vejación, la violación, la violencia en general es terrorismo puro. La mujer vive en el más absoluto terror de si ese día le tocará una paliza, su pareja la tomará por la fuerza sin su consentimiento, la vejará verbalmente, o si ese día tendrá suerte y no  le sucederá nada. Miedo en estado puro. Y no se puede vivir así. Creo que la sociedad no es todavía consciente de que hay que acabar con esta lacra. No son suficientes las órdenes de alejamiento. Hay que denunciar siempre, pero a veces la denuncia trae la muerte detrás .La prisión es el único lugar donde deben estar los maltratadores. Si no saben vivir sin violencia no pueden vivir con nosotros.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *