Wilkie Collins

Voy a hablaros de uno de mis autores británicos favoritos del siglo XIX. Se nota que me gusta la literatura victoriana ¿eh? Otro gran amigo de Dickens con quien escribió varios relatos y folletines.

La novela de la que os hablaré es “La dama de blanco”. Se le conoce a este escritor por ser uno de los precursores de la novela policíaca tal y como la conocemos ahora. La novela versa sobre un profesor de dibujo, Walter Hartright, que se traslada a Limmeridge para dar clases a una joven y rica heredera sobrina de un barón. Poco antes de marcharse este tropieza con una misteriosa dama de blanco que le habla de la ciudad a la que va a trasladarse y de su propietaria fallecida, la señora Fairlie.  Cuando se conocen Laura y Walter sienten una atracción inmediata entre ellos pero ella está prometida con sir Percival Glyde, que solo quiere casarse con ella por su herencia. Pero se interpone en su camino la mencionada dama de blanco.

Cuando empecé la novela y eso que es larga, unas 800 páginas, no voy a desanimaros, no pude dejar de leer. Te atrapa desde el principio. A mí al menos me gustó mucho. Os la recomiendo de veras, hay misterio de sobra. Yo la leí en una edición de DEbolsillo clásica, aunque la encontraréis en cualquier biblioteca porque es una de sus obras más famosas.

Sentaditos en el sofá con una mantita, es una novela perfecta para disfrutar el fin de semana. Y si os gusta os aseguro que seguiréis leyendo el resto de su obra. ¡Feliz lectura!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *